|

Salón MiEmpresa

12
Nov

Crowdfunding, el aliado de tus proyectos

La sociedad busca nuevas formas de financiación y, cada día, el crowdfunding gana terreno entre las numerosas plataformas de financiación colectiva. Este término procede de una técnica habitual que ha existido durante toda la historia, el mecenazgo.

El crowdfunding ya no sólo está de moda entre músicos y creadores audiovisuales, sino que cada día más proyectos y empresas se acogen a esta vía de financiación. Este término es el mecenazgo del s.XXI.

El éxito del crowdfunding ha hecho que el número de proyectos que quieren financiarse mediante esta vía se haya disparado y, por tanto, también lo hayan hecho las plataformas que recaudan esta financiación.

Algunas de las plataformas más utilizadas, y cuna de grandes proyectos emprendedores,  son Kickstarter, Indeogogo, Crowdfunder, Lánzanos,  Goteo, Verkami y Kifund. Se trata de plataformas que recogen ideas y proyectos de todos los ámbitos, desde tecnología hasta la música o el cine. No todas dedican su espacio a los mismos objetivos; aunque sean el escaparate para muchos emprendedores de todas partes del mundo, existen plataformas dedicadas a ámbitos más concretos como Gambitious, Appsplit o Taracea.
portada_plataformas_crowdfunding_espana

Entre sus usuarios podemos encontrar grandes inversores, startups, pequeñas y medianas empresas, presentes tanto en España como en el exterior, y que presentan diferentes proyectos creativos y con grandes dosis  de innovación.

Hoy en día, muchos de los emprendedores se acogen a esta vía de financiación para sacar adelante sus proyectos. Es una buena oportunidad para dar a conocer ideas que puedan llamar la atención de los inversores y apostar por un futuro para las mismas. Además, en estas plataformas, los inversores pueden aportar cantidades muy dispares, dependiendo de los límites que establezca cada plataforma, que pueden oscilar entre 2€ y 3.000€, por ejemplo.

Según un estudio de Massolution, el crowfunding recaudó en 2012, 2.700 millones de dólares, siendo el mayor inversor Estados Unidos, seguido muy de cerca por Europa, y en 2013, se espera superar los datos con 5.100 millones.

Dado que los fondos recaudados provienen directamente de particulares o seguidores que pasan a convertirse en inversores en el momento en que invierten en estas ideas  o proyectos,  debería existir una mayor regularización de estas plataformas. En Estados Unidos disponen de un órgano regulador en este sentido, que es JOBS ACT, que tratará de profesionalizar este sector; sin embargo, en España no existe ningún organismo que regule la financiación en este ámbito, por lo que asociaciones como Universo Crowdfunding están luchando por ello. Por esta falta de regulación, es necesario que los emprendedores sean muy cuidadosos con las condiciones y los beneficios que negocian. El abanico de posibilidades dentro del crowdfunding es muy amplio y permite que cada emprendedor pueda encontrar su propia fórmula para lanzarse con su proyecto.

 Y tú, ¿te has propuesto financiar tus proyectos mediante crowdfunding? ¡Cuéntanoslo!

Dejar una respuesta