|

Salón MiEmpresa

22
Feb

Innovadores estrategias de financiación para las pymes, la financiación alternativa

El hecho de que en la actualidad las pymes de nuestro país se estén encontrando con serias dificultades a la hora de obtener financiación, conlleva que tengan que optimizar la gestión de sus propios recursos, con el objetivo de reducir sus necesidades de Capital Circulante (conocido como Working Capital). Para ello es esencial mejorar la gestión y el análisis de los elementos que conforman dicho Working Capital para evitar que se produzcan tensiones de liquidez.

Tener unos mecanismos que controlen tanto la situación actual de liquidez como las previsiones de ésta son vitales para el futuro del negocio, siendo éste un punto clave de la viabilidad financiera de cualquier empresa. Tendremos un problema si pagamos a los proveedores a 30 días cuando cobramos a 100, así que lo más adecuado sería mantener una proporción adecuada entre estos dos plazos. Hay muchas empresas que no equilibran este desfase temporal y, por tanto, dependen de financiación para suplir la diferencia.

Los plazos de cobro se tienden a alargar si no hay una buena gestión de los mismos, y pueden provocar que una empresa con una buena cuenta de resultados pueda llegar al concurso de acreedores. La financiación alternativa ayuda a evitar esta situación minimizando la tasa de default mediante el cobro anticipado de los efectos.

Para los plazos de cobro, el objetivo es reducirlos en tanto que el coste de la financiación necesaria para cubrirlos no suponga un gran impacto en la caja. Una buena estrategia sería seleccionar a los clientes que generen más margen o incluso llegar a disminuir ventas de algún tipo de clientes para no impactar en la tesorería. Respecto a los plazos de pago, no es bueno repercutir a nuestros proveedores el problema que nos causan nuestros clientes, puesto que ello redunda a la larga en problemas de calidad o relación con los mismos.

Por ese motivo, son necesarias las nuevas alternativas de financiación, englobadas en el FinTech, plataformas totalmente online como Finanzarel pueden minimizar el problema del plazo de cobro, puesto que la empresa que descuenta el efecto en nuestro Marketplace recibe el valor del efecto comercial inmediatamente, con un coste competitivo.

Así, por ejemplo, en Finanzarel facilitamos el acceso a la financiación para empresas a través de sus facturas y pagarés pendientes de cobro de una forma totalmente online, flexible y muy ágil. Tardan un máximo de 24 horas en darse de alta y una vez registrados, obtienen la financiación que están buscando en cuestión.

La financiación alternativa es una realidad más en nuestro país dentro del sistema financiero. Así lo demuestran la reciente creación de la Asociación Española de Tecnología Financiera, de cual es miembro y co fundador Finanzarel, y la aprobación de la Ley de Financiación Empresarial, entre otras. Está claro que estamos delante de la consolidación de un nuevo modelo de negocio que variará las formas de interacción entre prestamistas y prestatarios. El futuro inmediato pasa por la proyección de la desbancarización del crédito. Las fórmulas que compiten con la banca ofrecen productos más flexibles y competitivos para las pymes.

 

Dejar una respuesta