|

Salón MiEmpresa

19
Dic

Marketing social: El futuro del posicionamiento web

Sabemos que nos movemos en una sociedad que se encuentra en constante cambio, y por ello, debemos actualizarnos y subirnos al carro si no queremos quedarnos obsoletos.

De esta manera, el marketing de contenido está llegando a su fin, gracias a la entrada en acción del marketing social, que además de englobar lo relacionado con el marketing de contenido, llega mucho más allá. Aquellos que aún luchan en su empresa por posicionar su producto o servicio en redes sociales, haciendo uso del marchito marketing de contenido, acabarán fracasando en su objetivo y quedarán desposicionados mucho antes de lo esperado, si no se suman pronto al cambio.

En los últimos años se ha abusado del marketing de contenido, usando palabras clave para posicionarse lo más alto posible en Google, de manera artificial y con menor merecimiento que otros, más atrasados en lo referente a técnicas SEO.

Lo que se ha hecho por norma general, ha sido escribir un post sobre el desarrollo de alguna actividad profesional, y caracterizarlo después de la mejor manera posible para conseguir el primer puesto en Google. Se viralizaba el contenido y se ponía uno la etiqueta de experto, por el simple hecho de aparecer en el top de la página de Google. Este es un buen trabajo de SEO, que no hay que desprestigiar; lo que no quiere decir que los buenos contenidos no haya que compartirlos, de los cuales se puede aprender mucho, pero un  buen contenido, por norma general, no podrá sustituir a la experiencia contrastada con clientes (casos de éxito).

Por ello, es una gran noticia que Google Colibrí se haya puesto en marcha. Este nuevo algoritmo de Google se acerca más al lenguaje, facilitando las búsquedas mediante su análisis semántico. Ya no se centra en la búsqueda por palabras claves (temáticas), sino por su significado. Esta nueva técnica muy pronto hará que el marketing de contenidos no tenga nada que hacer frente a las opiniones y conversaciones que nuestros clientes, seguidores y, por qué no, nuestra competencia, hagan acerca de nosotros y nuestras marcas, haciendo eco de nuestra validez en el trabajo; que serán las únicas herramientas válidas para conseguir un mejor posicionamiento web dejando atrás al marketing de contenido, que no servirá ni como ejemplo de mérito en el trabajo, calidad, ni para obtener una mejor posición.

Por ello, con este nuevo impulso del marketing social, la importancia reside en socializar y exponer nuestra marca y contenidos a las conversaciones que sobre ellas se puedan crear en la web. La nueva herramienta será capaz de filtrar, de esta manera, las figuras que realmente merezcan la etiqueta de profesionales, diferenciando de los aprendices, que sólo utilizaron un buen trabajo de SEO.

Por el bien de las compañías,  así como por el de sus clientes, el marketing social comenzará a ganar este terreno, ofreciendo un abanico de posibilidades mucho más amplio, pero sobre todo, más realista e integrador. 

Ahora es el momento de que las empresas se vayan  organizando y se preocupen por que sus marcas sean responsables, ante ellas y lo que les afecta directamente, para estar preparadas cuando el marketing social de, definitivamente, el pistoletazo de salida . Las empresas deberán apostar fuerte por sus marcas esforzándose para estar dentro de este prometedor y más equitativo marketing social, donde los contenidos sólo serán un elemento más.

 

Fuente: puromarketing.com

Dejar una respuesta