|

Salón MiEmpresa

6
Feb

¡Rebeldes! Emprendedores que han cambiado el mundo

Post escrito por José Luis Briones (Presidente de Alquimia Emprendedora, Escritor y Profesor de la Business School de la Universidad Antonio de Nebrija), quién participará el miércoles 16 de Febrero a las 11h15 en el Salón Miempresa. Su conferencia, titulada “¡Rebeldes! Emprendedores que han cambiado el mundo.” se puede introducir con la pregunta siguiente:

¿Podemos salir de la crisis haciendo lo mismo,
pensando lo mismo y, especialmente,
creando empresas igual a las que la estan sufriendo?

Hemos dejado de soñar, y sin duda alguna volver a hacerlo es la primera condición imprescindible para salir de la actual crisis que sufrimos. Pero claro, es más fácil decirlo que hacerlo… como todo lo que en la vida es importante.

¿Cómo podemos soñar cuando llegamos con dificultad a fin de mes?, ¿Cómo podemos soñar cuando afrontamos los compromisos con casi nulas posibilidades de poder cumplirlos?, ¿Cómo podemos soñar cuando nuestro horizonte de supervivencia es apenas de unas cuantas semanas?

Y sin embargo…solo los sueños nos darán fuerzas suficientes para salir de esta situación.

Fue la capacidad de soñar de Amancio Ortega, en un entorno económico lleno de dificultades y plena reconversión industrial, lo que ha hecho posible ZARA.

Fueron los sueños de los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, los que les dieron fuerzas para creer en un proyecto, en el que ninguna de las empresas posicionadas creyó.

Han sido siempre los sueños de Javier Benavente los que le impulsaron a crear en su momento la primera empresa española de trabajo temporal, Alta Gestión, venderla después a una multinacional, crear de nuevo con estos recursos lo que ya hoy es la primera empresa española de servicios personales, Alares,  y pese a esto seguir soñando y crear un nuevo modelo de negocios, la franquicia personal, a través de ActionCare.

Y son los sueños de Richard Branson los que le impiden quedarse tranquilo con sus ya conquistadas metas a través de Virgin, y seguir siendo el azote de las multinacionales, que confunden los justos y merecidos beneficios que todo proyecto empresarial debe generar, en un fin, en lugar de un medio para seguir dando servicio a la sociedad.

Todos ellos, junto a cientos más de casos, por suerte para el mundo, están siendo el testimonio vivo de que nuestra capacidad de soñar es el elemento catalizador para hacer frente a una realidad a la que se ha llegado precisamente por enfocarnos en lo que “es posible”, “es lo que responde a la realidad”, olvidándonos de que el progreso solo es viable cuando esta realidad se transforma.

El problema es cómo enfrentarnos a esto, la cuestión es cómo superar el presente, por muy duras que sean sus circunstancias, para visualizar un futuro que merezca la pena construir, lo que solo es posible dando un primer paso: rebelándonos contra las normas que nos aconsejan ser conservadores, enfrentarnos a la sabiduría convencional fomentando una innovación disruptiva, o lo que es lo mismo: que vaya en contra de lo que es correcto.

¿Hasta qué punto somos conscientes de que las empresas de mas crecimiento son precisamente empresas nuevas que “han roto” las normas”?

Todas ellas, absolutamente todas han contribuido a un mundo nuevo, en el que nuestra forma de vivir y de crear ha cambiado. ¿Hubiera sido esto posible sin esos sueños que les permitían ver una oportunidad en donde todos solo veían problemas?

Son los rebeldes de nuestro tiempo, porque con su compromiso no solo han creado  riqueza, por encima de todo han contribuido a ayudarnos a ver la vida de una forma diferente, y lo más importante: nos han demostrado que es posible llegar más lejos de adonde la sabiduría convencional les decía que era el limite.

Sí, hay que volver a soñar….porque es la única forma de vivir.

O lo que es lo mismo: de vencer.

Dejar una respuesta