|

Salón MiEmpresa

17
Oct

Innovación, asignatura pendiente para las pymes españolas

Recientemente, ha tenido lugar la presentación del 9º Barómetro Internacional de Financiación de la Innovación 2013, estudio de Alma Consulting Group que analiza más de 1500 empresas innovadoras en 10 países distintos: 9 países europeos (Alemania, Bélgica, España, Francia, Hungría, Polonia, Portugal, Reino Unido y República Checa) y Canadá.

La mayoría de países de nuestro entorno cuenta con una herramienta política económica, la fiscalidad de la innovación, cuyos principales instrumentos son las deducciones fiscales al I+D+i, bonificación en las cuotas de la Seguridad Social del personal dedicado a la I+D+i, reducción de ingresos de activos intangibles y la libertad de amortización fiscal.

 Con la aprobación de la Ley de Apoyo a los Emprendedores y a su Internacionalización se eliminan las restricciones en la aplicación de las deducciones fiscales por la realización de actividades de I+D+i, de manera que puede solicitarse el abono de las cantidades que no puedan ser aplicadas por insuficiencia de cuota (cash back), con un límite de 1 millón de euros anuales para las deducciones de innovación tecnológica y un límite total de 3 millones de euros para la totalidad de las deducciones de I+D+i, límites aplicados a nivel de grupos de sociedades. Si bien estas deducciones son efectivas, desde Alma CG aseguran que el 19% de las empresas españolas que podrían beneficiarse de ellas no lo hace por falta de información al respecto. 

¿Inviertes en I+D+i en tu pyme?

Tan sólo el 28% de las empresas encuestadas por Alma CG sitúan la innovación como algo prioritario a pesar de que el 54% de ellas la consideren indispensable para lograr ser una empresa competitiva.
El 64% de las empresas analizadas superan los 20 años de actividad y, entre los datos concluyentes a raíz del estudio, Alma destaca que dos de cada tres empresas españolas se consideran innovadoras, frente a tres de cada cuatro que lo hacen en Europa. Asimismo, la innovación no se asocia con la competitividad como en el resto de países europeos, sino con la satisfacción del cliente.

El coste es la principal limitación del sector privado a la hora de innovar, lo que supone una barrera importante para la innovación en cuanto a retorno de la inversión. Datos de este estilo, sumados a que la mayoría de las empresas españolas necesitarían contar con ayuda de un experto a la hora de aplicar las deducciones fiscales, suponen un limitado conocimiento de las ventajas fiscales para las empresas que invierten en I+D+i.

Según Emmanuel Mielvaque, Consejero Delegado de Alma CG para España y Portugal, estas ayudas podrían ayudar a recuperar entre un 25% y un 42% del gasto realizado en I+D+i.

Captura de pantalla 2014-10-17 a la(s) 17.01.38

La problemática de la falta de inversión de las pymes españolas en innovación se resume por tanto en el coste elevado para empezar a invertir en estos recursos, la falta de conocimiento por parte de los pocos expertos en este campo, sumado a un mercado que dificulta la entrada a estas empresas y una visión equivocada de éstas acerca de lo que la innovación puede aportar a sus compañías.

 

Amplía la información consultando el estudio completo aquí.

Dejar una respuesta